UN LUGAR PARA VIVIR

UN LUGAR PARA VIVIR
UN LUGAR PARA VIVIR

SAN ROQUE - PIÑAS - EL ORO

En este espacio amig@ lector/a encontrará importante información  sobre la parroquia San Roque o Ambrosio Maldonado, del Cantón Piñas, Provincia de El Oro.

Reseña Histórica.
Arte
Cerámica.
Literatura.
 y Problemas del diario vivir.
Bellas ilustraciones históricas y contemporáneas.


Enlaces a información importante.


Fredy Torres A.



 SAN ROQUE, REMINISCENCIAS Y ESPERANZAS


DATOS INFORMATIVOS



NOMBRE: Antes de 1907 este territorio era conocido con el nombre de “La Cría”, luego de adoptar a San Roque como el patrono del lugar se permuta el nombre del poblado por el del Santo venerado en esta localidad;  En 1939 la Muy Ilustre Municipalidad de Zaruma ordena la parroquializacion de este barrio con el nombre de “Ambrosio Maldonado” en honor a un destacado hijo de dicho cantón; En febrero de 1941 perteneciendo la parroquia Ambrosio Maldonado al flamante cantos Piñas, su Cabildo ordena que se cambie el nombre de la parroquia al que poseía cuando barrio de la entonces parroquia Piñas, esto es San Roque conservando dicho nombre hasta la actualidad.

 UBICACIÓN: -  La  parroquia San Roque esta ubicada, en el sur oriente del cantón Piñas que a su vez  se encuentra en la parte Sur Oriental de la provincia del Oro, en el Sur Occidente del territorio ecuatoriano
.Con una superficie de aproximadamente  50 Kmts.  Es  la más pequeña de las seis parroquias que actualmente integran el Cantón Piñas, se extiende desde los 79º42’30” hasta los 79º38’ 15” de longitud Occidental y desde los 3º41’30” hasta los 3º46’15” de latitud sur.
LIMITES: -  Según el Registro oficial No 429  publicado el 29 de enero de 1942, luego de la desmembración ordenada por la Municipalidad del cantón Piñas, el Art. 2 de dicha Ordenanza  estipula:“Los limites de la parroquia San Roque son los siguientes: De la desembocadura de la quebrada la Lima  en el  río Amarillo, aguas arriba hasta  el filo del cerro la Chuva el que sigue a encontrar una hoyada que desciende Al río Pinas, hoyada que separa propiedades de los señores Segundo Daniel y herederos Ramírez, con una finca de David Molina y otros, sigue el cause del río Piñas aguas arriba hasta una hoyada El Chorrito, a encontrar el Portete del Dobladillo; Continua el camino antiguo que conduce a la sección Capiro hasta el alto del Almendro, tomando de ahí una quebrada con agua que baja a Mochata, tomando el curso de esta quebrada a llegar a una hoyada que separa el terreno denominado Potrerito, hoyada arriba hasta el Alto de San Lorenzo, continuando camino publico que conduce de Piñas a Capiro, hasta el alto Lozumbe. A la quebrada La Sangui, la que continua a caer al río Grande, aguas arriba este río, hasta la desembocadura del río Amarillo, río arriba a llegar a la desembocadura de la quebrada la Lima, lugar donde se principio.

POBLACIÓN: - Según el censo realizado por el INEC en noviembre del 2001, la parroquia cuenta con 987 habitantes, siendo la segunda parroquia menos poblada del cantón, constituimos el 4.24% de la población total del cantón y el 9.33% de la población rural de Piñas. Con una densidad de 18.6 habitantes por Km2,

ALTURA: - La  mayor parte del territorio parroquial se encuentra a una altura  promedio de 820 mts. SNM.    

CLIMA: -Gozamos de diversos pisos climáticos, desde las tierras altas donde encontramos el bosque húmedo de Curitejo y Mochata, hasta el valle por el que corre el río Piñas     Las zonas bajas y medianas, de la parroquia presentan un clima cálido seco, con temperaturas que oscilan entre los 25º y 28º grados centígrados.


HIDROGRAFÍA: -Nuestra principal cuenca hidrográfica la constituye el río Piñas, mismo que en la actualidad sufre una grave contaminación, ya que a sus escasas aguas se arrojan las aguas negras de la ciudad de Piñas y sus alrededores sin ningún tratamiento; alimentan este sistema hidrográfico 39 quebradas, 19 en la margen derecha y 20 en la margen izquierda, las más caudalosas son: la Coca Coca, Lozumbe, el Barbasco;  se suman a estas quebradas, aquellas que recorriendo el territorio parroquial desembocan en el río Pindo, entre las que tenemos la quebrada Totumos, Pacaycillo, Chaguar,

 ELEVACIONES: - existen doce elevaciones que superan los mil mts, siendo las más notables por su altitud la loma de  San Lorenzo (1521 mts.), La loma Mochata (1400 mts.), El cerro de Curitejo (1400mts.) El Almendro  (1300 mts.) Loma Larga (1323 mts.),
Alto Lozumbe ( 1322 mts.) Y el cerro La Chuva (1274 mts.)

LUGARES TURÍSTICOS: -La parroquia cuenta con algunos atractivos turísticos tales como las Cavernas naturales de la Chuva, La Catarata ce la Novia en Mochata, El Complejo Eco turístico Tarapal, a mas de los eco senderos en los cuales se puede disfrutar de la exuberancia natural en sus auténticos escenarios.

VÍAS DE TRANSPORTE: - El centro parroquial se une con la vía que enlaza a Piñas con Portovelo a través de una vía asfaltada de excelentes condiciones, los demás barrios de la parroquia poseen vías terciarias en mal estado, generalmente veraniegas.

SERVICIOS BÁSICOS: -             El 70%  de las familias se abastecen de agua de vertientes sin ningún tratamiento y solo un 29% consumen agua semitratada, esto es filtrada y clorada y son las familias que se abastecen de la red del centro parroquial. Solamente un 10.5% de las viviendas están conectadas a red de alcantarillado sanitario, un 31% de familias declaran poseer pozo séptico en tanto que el restante 58% evacuan las aguas servidas directamente a quebradas, río o campo abierto; vale señalar también que el alcantarillado que recoge las aguas negras del 10.5% de la población mencionada al inicio, desemboca libremente al río sin el más mínimo tratamiento.
 En cuanto a otros servicios básicos cabe anotar que aún existe un 9.3% de viviendas que carecen de conexión a red de energía eléctrica y que solamente el 7.2% de la población dispone de servicio telefónico; proporcionalmente el 12.2% de las viviendas del centro parroquial disponen de tal servicio y únicamente el 5.8% del resto de la parroquia tiene acceso al servicio aludido.
La recolección de basura beneficia a un 24.5% de las viviendas de la parroquia, el restante 75.4% arroja la basura a terreno baldío o la incinera, provocando una mayor contaminación ambiental.

ACERCAMIENTO HISTÓRICO

Los datos históricos más remotos de lo que hoy es la Parroquia San Roque se remiten a la última mitad del siglo XIX, pues hay memoria de estas tierras cuando por 1862,  fecha en que el barrio Piñas se erige en la Parroquia “La Merced de las Piñas” adscrita al Cantón Zaruma, La Cría,  constituye uno de los barrios de la naciente parroquia; Luego la tradición oral, prolijamente recogida y organizada por entusiastas hijos de este pueblo nos remite al tiempo en que estas tierras fueron adquiridas por algún posible heredero de los conquistadores de apellido Ramírez, extensos territorios integrados por las haciendas La Chuva, Lozumbe, y La Cría, territorios dedicados preferentemente a la cría de animales y a labores agrícolas. Vale señalar sin embargo que la ausencia de fuentes bibliogràficas que nos permitan rastrear más atrás la existencia de pobladores en estos lugares no implica que estos territorios no hayan estado habitados, ya que  otras fuentes tales como restos arqueológicos, mapas de ruta, poblados antiguos, vestigios lingüísticos, entre otros nos permiten inferir poblamiento nativo en estos territorios, muestra de ello son los nombres originarios con que se identifican algunos de los barrios de la Parroquia, por ejemplo La Chuva, Curitejo, Lozumbe, Mochata; sin embargo no siendo el propósito de este documento profundizar en las raíces de nuestros ancestros, nos limitamos a señalar únicamente los aspectos más relevantes de nuestra historia reciente, cuya existencia esta suficientemente documentada. Acudiendo a la fuente ya aludida en 1907, el barrio La Cría poseía ya importante presencia poblacional en el contexto de la parroquia Piñas, por lo que en estricta sujeción a la fe religiosa y a la tradición impuesta por la cultura de los conquistadores, los pobladores de este barrio se organizan y adoptan como patrono religioso para su naciente poblado al Santo francés “San Roque” cuyo nombre desde entonces se adjudicará a esta unidad geopolítica; estableciéndose a partir de este trascendental evento socio cultural, el 18 de octubre como fecha de peregrinación y festividades religiosas de la hoy Parroquia San Roque.
A fines de la tercera década del Siglo XX San Roque había alcanzado ya un amplio desarrollo socio económico, lo que permitió que la Diócesis de Loja le asignara un sacerdote para atender las necesidades de los fieles de esta comunidad; este sacerdote en unión de algunos moradores de la localidad solicitan al I. Municipio del Cantón Zaruma se eleve su barrio a la categoría de parroquia, solicitud que fue favorablemente acogida por la Corporación Municipal Zarumeña expidiéndose la correspondiente  ordenanza  el 21 de agosto de 1939  elevándose a parroquia civil al barrio San Roque con el nombre de Ambrosio Maldonado.  Integrando la flamante parroquia los barrios de San Roque, Balsas, Marcabelì, Guerras y Capiro; según consta en los archivos de la I. Municipalidad de Zaruma “ordenanza que es aprobada íntegramente por el Congreso Nacional el 26 de Enero de 1940”.
En noviembre del año antes mencionado (1940) la parroquia Piñas es elevada a Cantón, constituyendo Ambrosio Maldonado su primera y mayor parroquia. Una de las primeras ordenanzas del naciente cantón fue la que dictaminaba el cambio de nombre de la Parroquia Ambrosio Maldonado por el de San Roque y otra creando la Parroquia Capiro, desmembrándola de la parroquia San Roque a la que hasta entonces pertenecía.
El poder económico, espiritual, social e ideológico de la Iglesia, ostentado durante todo el siglo XIX a lo largo y ancho del país,  como rezago  se expresa a mediados del siglo XX en los primeros años de nuestra vida parroquial,  manifestándose en el protagonismo central que  ejercen los primeros sacerdotes  llegados a la comunidad, (claro esta que aquel liderazgo obedece a una serie de factores cuyo análisis no es pertinente en este espacio) junto a ellos una organización social vigorosa  caracterizada por la participación activa, decidida y permanente de nuestros ancestros, así lo demuestran  los documentos históricos que hemos podido reunir, pues no de otra manera pudieron ejecutarse obras para entonces monumentales y fundamentales para el desarrollo de la parroquia, mas motivante y admirable resulta aun que esas obras fueran fruto exclusivo del esfuerzo y sacrificio local, es decir que no intervinieron ni el Estado Central ni los gobiernos locales. Nos referimos a la primera instalación de energía eléctrica para uso parroquial  producida por una planta térmica adquirida íntegramente por el aporte  familiar de los moradores de la parroquia, e inaugurada en marzo de 1946. similar es la historia de la apertura de la vía carrozable que entonces nos enlazo con la vía Piedras Portovelo, igualmente inaugurada en agosto de 1946; Otra obra  que merece nuestro asombro por la rigurosa organización y participación ciudadana es la construcción y pintura de la Iglesia.
No siendo el objetivo de este capítulo la descripción  de la evolución histórica de la parroquia nos privamos de tal opción para presentarla más adelante, ya como retazos históricos, ya como apéndice donde podrá encontrar los documentos originales de las obras aquí señaladas, amigo lector.


 ANALISIS SOCIO ECONOMICO



En forma análoga a lo que ocurre con los pueblos de la parte alta de la provincia de El Oro, el grupo humano  prevaleciente en nuestra parroquia es el mestizo, venidos en importante número de la hermana provincia de Loja varias generaciones atrás, ya que por varias y obvias razones en algún momento de nuestra historia constituimos una unidad geográfica política y social.
Los habitantes autóctonos de estas tierras hace más de dos siglos cedieron paso al mestizo que se posesionó de estos territorios,  En el caso concreto de nuestra parroquia los más lejanos rastros de población mestiza pueden ubicarse en la primera mitad del siglo XIX, desde entonces este contingente humano ha venido desplegando sus mejores esfuerzos para mejorar sus condiciones de vida generando a partir de su tesón e incesante búsqueda de mejores oportunidades de desarrollo nuevos conglomerados humanos que hoy se yerguen espléndidos de vida y futuro, en efecto en el suelo y con el esfuerzo de Sanroquenses han surgido cantones como Balsas y Marcabelì, Entre las décadas de los 50 y 60 San Roque es la parroquia más poblada del Cantón y demuestra una poderosa organización social; Sin embargo la búsqueda de mejores oportunidades laborales y sociales llevan a gran parte de esa población a emigrar, junto a ello el abandono y permanente postergación en que ha subsistido el sector rural  ha propiciado que el numero humano se haya reducido considerablemente en la actualidad.
De  acuerdo al VI Censo de población y V de vivienda realizado por el INEC en noviembre del 2001,y a un estudio realizado por la Junta Parroquial, El Comité de Salud y un grupo de Gestión local por los meses de julio, agosto y septiembre del mismo año, la población de nuestra parroquia es de 987 hbts, con una densidad de 18.6 Hbts x Kmt. El [u1] 60.5% de la población parroquial mayor de 10 años constituye población ocupada en actividades no remuneradas, integrada por amas de casa cuya  principal actividad son los quehaceres domésticos, estudiantes, personas discapacitadas, de edad avanzada y cesantes.  El 39,4% lo constituye la población que ejerce actividades remuneradas, de este grupo el 73.06% son obreros asalariados dedicados el 74.6% a labores agrícolas, el 4.6% a labores artesanales (cerámica, ladrillos, madera) el 12.8% a la minería y un 8.29% a otras actividades como chóferes, etc. un 13.4% de la población está constituida por productores agropecuarios y artesanales que producen en forma independiente y están en capacidad de solventar con su actividad los gastos de supervivencia, incluso en algunos casos ocupan la mano de obra asalariada de la parroquia. Los empleados públicos constituyen un 9% de la población.
Como se puede apreciar en el estadístico expuesto, cerca de las tres cuartas partes de la población ocupada remunerada de nuestra parroquia supervive como obreros dependientes, si a ello sumamos el hecho que en casi la totalidad de los casos se trata de empleos eventuales, es decir actividades que transitoriamente ocupan esta mano de obra, lo que implica que no existe estabilidad laboral si no una ocupación intermitente,  que se manifiesta en salarios  paupérrimos que apenas alcanzan los cinco o seis dólares diarios; En este tipo de empleo no existe ninguna protección laboral; el código de trabajo y toda la legislación que supuestamente debe velar por los intereses del obrero es inexistente en nuestra región, los patronos sustentan su inobservancia en la baja productividad de sus empresas y en las condiciones especiales en que se desarrollan estas actividades; Los obreros en su gran mayoría la desconocen y quienes, la conocen prefieren ignorarla ya que al no existir ninguna organización laboral que los ampare cualquier reclamo sería infructuoso y además pondría en riesgo su fuente de empleo.
Considerando que la familia tipo en nuestra parroquia esta constituida por cinco miembros y que generalmente solo trabaja el jefe de hogar significa que aproximadamente más del 73% de los habitantes  de esta parroquia deben subsistir con algo más o menos de $0.80 centavos de dólar al día lo cual coloca a este mayoritario segmento de la población parroquial por debajo de la línea de pobreza crítica, al tiempo que explica la alta migración registrada por nuestra parroquia en este último lustro (+ o - 30%)
 Un 13.4% de la población la constituyen propietarios productores autosuficientes que incluso absorben algo de la mano de obra disponible, y que son las familias que gozan de estabilidad económica, un 80% de ellos se compone entre agricultores, ganaderos y granjeros que pertenecen en su gran mayoría a familias históricamente acomodadas, a diferencia del 20% de propietarios productores artesanales actividad en la que la mayoría de sus miembros son familias que han destacado recientemente.
Los empleados públicos pertenecen en mayor numero al magisterio nacional por lo que si bien gozan de estabilidad laboral su posición económica dista mucho de ser satisfactoria, razón por la que en múltiples casos este grupo social complementa sus ingresos con otras actividades, sean estas, comercio, granjeros y aún como agricultores.
En lo referente a la población ocupada no remunerada que constituye un 61.83% de la PEA destaca el grupo de las amas de casa quienes a pesar de realizar una actividad imprescindible para la supervivencia familiar no constituye un ingreso económico para la familia, vale señalar sin embargo que gran número de ellas realizan actividades auxiliares a fin de contribuir con ingresos extras al hogar, se desempeñan ya como artesanas, comerciantes, criadoras de animales, etc.
Los estudiantes conforman el otro subgrupo social más numeroso dentro del grupo analizado y ello es fácilmente comprensible si recordamos que el 53.7% de nuestra población se ubica entre los 5 a 40 años de edad, dato bastante alentador, ya que será este segmento poblacional quien contribuirá a labrar para nuestra parroquia mejores niveles de desarrollo humano.

 ALTERNATIVAS DE DESARROLLO
Los pueblos como el nuestro son comunidades con un gran potencial de desarrollo socioeconómico, lo que los mantiene sumidos en la pobreza y desocupación es el abandono estatal, la ausencia de políticas productivas que financien e impulsen una serie de proyectos surgidos en este contexto, son múltiples las propuestas que surgen al respecto, sin embargo a pesar de su diversidad son características comunes de los mismos tres requisitos insustituibles, estos son:  Organización, financiamiento y capacitación.
En efecto existe una gama de posibilidades en el ámbito agroindustrial, turístico, comercial, etc.
Así por ejemplo si en nuestro medio los grandes esfuerzos individuales que realizan los pequeños agricultores para cultivar una tierra cada vez más empobrecida por el uso continuo de técnicas rústicas de cultivo que empobrecen el suelo, generando una escasa productividad, se asociaran en algún tipo de organización agrícola que recibiera las facilidades económicas de parte del Banco de Fomento, la asesorìa técnica permanente desde el Ministerio del ramo, todo ello con la participación activa de la comunidad en las diferentes áreas y momentos del proyecto.
Una asociación de productores cuyo fin último no sea exclusivamente el lucro sino la constitución de una gran empresa comunitaria de producción que con la tecnología requerida pueda producir en grandes cantidades y obtener una alta rentabilidad provocado por las mejoradas condiciones de producción y así convertir a la parroquia en la proveedora de legumbres, hortalizas y verduras del cantón así como de granos y otros productos tradicionales; claro que todo esto requiere que la principal fuente hídrica que abastece a la parroquia, el rió Piñas haya sido sometido a un completo proceso de descontaminación para que dichas aguas puedan utilizarse en el riego de extensas plantaciones, de ahí que insistamos en la necesidad de ejecutar un proyecto tan importante para nuestro pueblo, pues ello cambiaria profundamente el potencial productivo de la comunidad.
Análoga sugerencia puede realizarse respecto a los pequeños  criadores de cerdos y aves de corral que hoy contribuyen escasamente a la subsistencia de la familia estando instalados en forma arbitraria, violando las disposiciones medioambientales, sanitarias y urbanas causan un grave problema sanitario en la comunidad, ya por su ubicación, como por las deficientes instalaciones sanitarias y la contaminaciòn producida por el arrojo sin tratamiento de los desechos de estos criaderos directamente a las escasas fuentes de agua de la comunidad; Pues frente a esta difícil realidad surge como una propuesta alternativa la constitución de una gran asociación de porcicultores y/o avicultores, que podría organizarse sobre la base del aporte proporcional de cada uno de los pequeños productores actuales y adquirir una gran extensión de terreno elegida bajo  criterios  técnicos y sanitarios, donde se podría construir grandes criaderos que contaría con todos los aditamentos exigidos por la técnica actual a más de que dado su gran volumen goce de asistencia técnica veterinaria permanente, elementos que bien administrados seguramente se revertirán en una productividad mucho más alta que la que se obtiene en criaderos pequeños inadecuadamente instalados y mal atendidos. Incrementándose la productividad de la propuesta expuesta si el nivel de organización fuera los suficientemente fuerte como para que la misma asociación produjera la alimentación requerida en las granjas abaratando su costo y más aún si se pudiera entregar el producto semielaborado al mercado consumidor, hablemos de carnes ahumadas enlatados, etc. a mas de que una producción a este nivel técnico permitiría dar un tratamiento adecuado a los desechos de las granjas, mismos que podrían constituirse en una fuente adicional de ingresos; así planteada esta iniciativa ofrecería un gran abanico de posibilidades laborales no solo para socios productores sino capaz de absorber la fuerza laboral de la parroquia, mejorando sustancialmente el nivel de vida de las familias sanroquenses, evitando la dolorosa migración y forjando un verdadero crecimiento económico incrementando la capacidad productiva de la parroquia y el cantón.
En el mismo orden podríamos enumerar varios proyectos ya con la producción masiva de frutos y sus elaborados, ya con la inexplotada y amplia posibilidad turística.
Mas lo que sí es una exigencia insoslayable es la necesidad de una organización comunitaria que superando los intereses personales excluyentes se oriente hacia un verdadero propósito  productivo colectivo que ha de generar la hoy tan ansiada rentabilidad, pero algo que es más importante aún, ello es el bienestar colectivo, puesto que solo cuando mejorar la calidad de vida implique un proceso colectivo de superación podríamos hablar de un real progreso del nivel de vida de ese conglomerado humano, pues lo otro, el crecimiento individual egoísta siempre será producto del rezago y subyugación de otros individuos, por tanto dicho proceso en la practica no será mas que la polarización social de los dos principales grupos sociales, los privilegiados y los marginados; Construir una sociedad equitativa es y debe ser compromiso de todos nosotros, pues son, las practicas a dicho objetivo orientadas  las que   evidencian el amor que profesamos a nuestro prójimo y a nuestra tierra, no en los discursos floridos de ocasiones memorables cuya brillantez y elocuencia es tan efímeras como la primavera de las rosas, mas aún si como frecuentemente sucede son solo producto del compromiso o la emoción del momento.
Claro esta que la ejecución de cualquier proyecto de los mencionados y otros aún más productivos que aquí no se mencionan requieren de importantes capitales, cuya carencia siempre se aludirá como razón para no emprender en ninguno, sin embargo si una buena organización existiera ello no sería un serio obstáculo, pues la inversión individual hoy realizada por cada productor, sumada podría ser un capital suficiente para iniciar un ambicioso proyecto como este.
En lo referente a los servicios básicos requeridos estos deberán ser fruto de la inversión pública realizada al ritmo de la presión social que una suficiente organización podría ejercer.          





5.1      SERVICIOS BÁSICOS


5.1.1. -EL SERVICIO O DOTACIÓN DE AGUA DESDE SUS INICIOS


Antiguamente el abastecimiento de agua para el uso doméstico, en lo que hoy es el centro poblado de San Roque y la mayor parte de sus comunidades, se lo hacía mediante tomas o acequias excavadas a través de la tierra y así se disponía en el patio de las casas, lo que sus dueños llamaban los chorros de agua, arreglados con una canoa, donde a veces había agüita en abundancia. Este trabajo de las acequias se lo hacía a punta de pico y pala y a veces, según el terreno, dinamitando la roca.
Las aguas mas utilizadas para estos menesteres eran las de la quebrada Coca coca y de la quebrada Lozumbe, que no solamente se las utilizaba en las actividades domésticas del hogar, sino también en las faenas agrícolas, para el regado de la caña de azúcar, siembra de plantas de ciclo corto en los veranos como maní, maíz, frijoles, etc. y además para mover las ruedas hidráulicas de madera que hacían funcionar los trapiches en las ramadas para moler la caña y extraer el guarapo que luego sometido al fuego se convertía en la miel para la elaboración de panela y del llamado azúcar criollo para endulzar el café y la preparación de sabrosos manjares en ciertas épocas del año, como navidad, semana santa, fiestas de pascua, etc. manjares que también se los vendía en los Mercados. De esas moliendas había muchas, que ahora en su mayor parte se van extinguiendo, sería porque debido a la sequía hasta las vertientes de agua van mermando su caudal. De esas moliendas, son unas pocas las que todavía quedan para recordar aquellas épocas. Luego, cuando el caserío fue creciendo y se organizó en un centro parroquial, hubo la necesidad de traerla desde un arroyito de La Chuva conducida en una cañería de tubos de acero de 2 pulgadas de diámetro; Esto aproximadamente por la década del cincuenta, con esta agua se colocó algunas llaves públicas y una lavandería detrás de la casa comunal, la misma que después de largos años ha sido levantada y ahí se ha construido ahora dos habitaciones pequeñas para dos personas indigentes, inodoros, baños y urinarios de uso público.
Como el volumen de agua de este arroyo era muy limitado y no abastecía, el pueblo con sus autoridades a la cabeza, se propusieron traer el agua desde la quebrada de Lozumbe, con el apoyo de la Ilustre Municipalidad del Cantón Piñas en una cañería de  asbesto - cemento de 2 pulgadas de diámetro. El contrato de la obra estuvo a cargo del Sr. Moisés Apolo. Y se realizo en los años de 1966/7
El material con el que se había realizado dicho trabajo resultó ser de poca calidad, por lo que pronto comenzaron las rupturas de la tubería y las fugas de agua. Entonces autoridades y moradores de la parroquia, deben superar este problema recurriendo al IEOS ahora MIDUVI, su sede en Machala y a la Ilustre Municipalidad de Piñas y es así como en esta vez corresponde cambiar la red con una cañería de tubo PVC o plastigama de 2 pulgadas de diámetro. El contratista para la construcción de esta obra fue el señor Bolívar Jaramillo, mejorando así la red y el servicio de dotación de agua para el pueblo. Estos trabajos se iniciaron en julio de 1987  y se los entrego el 26 de enero de 1988.
Realizada esta nueva obra de instalación de la red del liquido vital para su mejor cuidado y mantenimiento se organiza la Junta Administradora de Agua Potable, función en la que han prestado sus servicios varios ciudadanos de la parroquia. En la actualidad esta función la ejerce el Prof. Edgar Demecio Aguilar, Rector del Colegio “26 de Enero” de San Roque y como operador de planta trabaja el Sr. Carlos Galarza, con la colaboración de otros funcionarios, como recaudador, etc.
El sistema de agua potable por el momento cuenta con unos 70 usuarios distribuidos en el centro parroquial  y su periferia, cada domicilio cuenta con su medidor correspondiente, costando la base de consumo una tarifa de $0.60 Cts. y así la mayor parte de los domicilios disponen del liquido vital, elemento tan indispensable en la vida diaria de todas las personas.
La cañería del arroyito de La Chuva, siguió sirviendo al pueblo también por mucho tiempo, pero debido a la sequía de las estaciones se iba mermando y además, los habitantes del caserío La Chuva tuvieron que recurrir a ese arroyito para poder proveer de agua a su pueblo, por lo que los moradores de San Roque, tuvieron que levantar la tubería de acero que se encontraba muy vieja y corroída.
Cabe también destacar que la mayor parte de las comunidades o recintos que pertenecen a San Roque, dada la facilidad que ahora se tiene por la existencia en el mercado de la cañería de poli tubo, disponen en sus domicilios de agua entubada pero no tratada lo que constituye un peligro para la salud de las personas; la mayor parte de estas instalaciones son de uso colectivo, pero en algunos casos, también hay de uso particular. Con relación al agua que actualmente se consume con el sistema de agua de nuestra parroquia, ésta si es medianamente tratada, pero no se garantiza que en el 100% esté libre de microbios y bacterias, generadores de enfermedades, parasitosis, etc. existe una planta de cloración que todavía no entra en funcionamiento que produzca el material necesario para la cloración del liquido vital.
Finalmente debemos poner en alerta a los funcionarios públicos y comunidad en general que debido a las sequías permanentes y veranos rigurosos muchos arroyos y fuentes de agua utilizados en la dotación de agua a las comunidades se vienen agotando, algunas hasta el punto de desaparecer, por lo que es sumamente importante que se emprenda de manera urgente en una campaña de arborización y forestación que permita mantener la humedad del suelo y de la atmósfera y así evitar que paulatinamente vayan desapareciendo fuentes hídricas que abastecen a nuestras poblaciones del líquido vital para el consumo doméstico y otros menesteres de la vida diaria.




5.1.2.-CAMINOS VECINALES Y APERTURA DEL CARRETERO
AL CENTRO PARROQUIAL



Los caminos vecinales, como es lógico pensar, comenzaron a surgir desde que quienes más tarde habitaron y labraron estas tierras, pusieron sus plantas por primera vez en estos parajes y así desde hace muchísimos años para la intercomunicación entre comunidades y pueblos vecinos se abrieron muchos senderos y caminos a través del suelo en aquel entonces bastante montañoso, de manera que podemos afirmar que la población de San Roque contaba desde aquellos tiempos con varios senderos y caminos de herradura para trasladarse de un lugar a otro; así, desde Lozumbe, Chaguar, Curitejo, Loma Larga, Mochata y aún desde Capiro y otros pueblos aledaños, para trasladarse hasta Piñas casi siempre obligadamente tenían que pasar por el pueblo de San Roque. Para ir a Piñas desde San Roque, se contaba con camino de herradura que pasaba por el sitio El Dobladillo, hoy casi en desuso y para ir a Portovelo o a Zaruma otro camino de herradura por el sitio El Portete muy transitado en aquel entonces. De igual modo para ir a Portovelo o a Zaruma había otro camino alterno de a pie y de a mula que mucho se lo utilizaba por ser mas recto que los anteriores para ir a las ciudades antes anotadas, pero la gente que venía de Lozumbe, de Capiro y a veces hasta de Balsas, obligadamente tenían que pasar por el poblado de San Roque. Para venir desde Capiro, Chaguar, etc. a San Roque, por ser mas recto la gente transitaba por un camino de herradura también llamado de las Piedras Blancas, que hoy como ya  no se lo ocupa se ha perdido. Era costumbre de los moradores de ese entonces de todos los lugares antes nombrados y aún de San Roque, concurrir los días sábados, especialmente a las ferias comerciales de Portovelo que eran renombradas, en tiempos en que una compañía americana de los EE.UU. explotaba las riquezas auríferas de Zaruma y Portovelo; Entonces allá iba la gente a abastecerse de los productos de primera necesidad y a vender los suyos, como el arroz, el maíz, la panela, el café pilado, etc., A Zaruma concurrían mas por realizar algún trámite en oficinas públicas como Banco de Fomento, Juzgados Cantonales, Registro Civil, etc. etc. y a veces por vender sus productos como también por paseo.
Para ir por el camino de herradura por Piedra Blanca en el río Calera se había construido un puente colgante solamente de uso peatonal, mas utilizado en los inviernos cuando el río por las lluvias torrenciales se ponía muy caudaloso y como la gente suele decir, no daba vado. Las personas que iban a mula, tenían que dejar las acémilas amarradas en la playa y pasar a pie por el puente colgante y continuar caminado a pie la mayor parte de las veces hasta llegar a Portovelo y de ahí talvez a Zaruma en colectivo si es que ese era su deseo de ir a realizar alguna diligencia en Zaruma como ellos decían.
Estos mismos caminos vecinales de los que se ha venido hablando en estos párrafos se volvían mayormente concurridos en las fiestas de romería y devoción católica, que anualmente se celebraba en muchas de las poblaciones nombradas como San Roque, Piedra Blanca y hasta para ir a las romerías de El Cisne en la provincia de Loja, Guishaguiña, etc.  Estos caminos se les daba mantenimiento, conservándolos limpios y expeditos para el transito.  Con la Ley de Conscripción Vial que se  debía cumplir al pie de la letra pues, su incumplimiento recibía severas sanciones; posteriormente esta ley fue derogada y hoy no tiene vigencia.




5.1.2.1.-APERTURA DEL CARRETERO AL CENTRO PARROQUIAL




ANTECEDENTES.- A instancias del Padre Guillermo Heràclito Guzmán Ayora párroco de esta cabecera parroquial, el día 14 de Abril de 1946 se reunió en la casa comunal un numeroso grupo de prestantes ciudadanos de la parroquia y luego de algunas intervenciones y deliberaciones de los asistentes se procede a la conformación de los comités masculino y femenino “PRO APERTURA DEL CARRETERO PORTETE-SAN ROQUE”, comités presididos por entusiastas y honorables ciudadanos de la comunidad como eran: Sr. Fidel Gallardo, Presidente del Comité de Varones, y Sra. Honorina Romero de Romero, Presidenta del Comité Femenino. Consecuentemente en los días subsiguientes hay un inusitado trajinar, pletórico de entusiasmo y de ideales de superación en que el pueblo presente con anhelo en su corazón que la obra proyectada, luego de un corto tiempo será una realidad para satisfacción y progreso de este pueblo. Tal es así que el día 6 de mayo del citado año 1946, se efectúa la primera minga con la concurrencia de unos 215 hombres que a pico y pala y con otras herramientas manuales, con su entusiasmo característico trabajan sin descanso abriéndose paso entre la maleza y lo abrupto del terreno en algunas partes. Durante los meses de mayo, junio y julio  y las dos primeras semanas de agosto de aquel año la gente de San Roque, Lozumbe, La Chuva y otros sitios aledaños, a punta de mingas trabajan con tanto anhelo y fervor, que muy pronto sienten la satisfacción de que aquella obra con tanto anhelo iniciada que se había cristalizado en aras del progreso material de San Roque. En la realización de esta obra tuvieron su destacada actuación el comité de damas y un sinnúmero mas de señoras que preparaban la alimentación para los trabajadores de las mingas en la apertura de dicho carretero; así como el párroco  de San Roque, Padre Guillermo Guzmán Ayora, que se cuenta que había veces en que poniendo plata de su bolsillo, hacía preparar los entredìas a la gente para que recuperando energías trabajen con toda voluntad y avancen pronto los trabajos del carretero; Razón mas que suficiente para que al Padre Guillermo Guzmán debamos recordarlo como un modelo de bien y de superación  y con nobles e imperecederos sentimientos de gratitud, ya que gracias a él tuvo pronta realización, esta obra tan anhelada y muchas otras obras materiales y culturales que enrumbaron a nuestro pueblo por la ruta del progreso. Entre los días 17 de agosto San Roque celebraba sus festividades patronales y como la obra del carretero estuvo concluida, se aprovechó de esta oportunidad, para en una apoteósica y solemne ceremonia cívico-religiosa proceder a la inauguración del flamante carretero Portete-San Roque, con la presencia de las autoridades y moradores de la localidad, algunas autoridades del Cantón Piñas, Zaruma y de la Provincia, autoridades religiosas, civiles, militares, etc. esto acontecía el día 17 de agosto de 1946 fecha desde la cual el pueblo contaba ya con un carretero y comenzaron entonces a arribar los primeros carros a este centro parroquial, a veces hasta vehículos de los militares que por esos tiempos por el litigio territorial con el Perú, andaban en custodia permanente de las fronteras de la Patria

.


5.1.3.-SERVICIO DE LUZ ELÉCTRICA



Con el afán de disponer de alumbrado eléctrico en la parroquia, en el mes de diciembre de 1945, impulsados por el noble entusiasmo y afán de superación del Párroco de San Roque, Padre Guillermo Guzmán A. se realizan las primeras gestiones tendentes a viabilizar la ejecución de esta importante obra, reuniendo mediante prestamos y donaciones una buena suma de dinero para la adquisición del generador eléctrico.
Para dar cumplimiento a este objetivo, continúan realizando sesiones periódicas, que anotamos sus fechas: 17 de enero de 1946,17 de marzo de 1946. Tal es así que luego de salvar algunos obstáculos y obvias dificultades, como concesión de las tomas de agua del río Piñas y de la quebrada Coca coca, es posible poner a funcionar el mencionado generador eléctrico movido por fuerza hidráulica o corriente de agua y el día 27 de marzo de 1946, el pueblo de San Roque siente la satisfacción y la alegría, a las 7:30 hrs. De la noche de ver por vez primera como se encendieron los bombillos eléctricos que iluminaron la iglesia y parte del caserío del pueblo. Para la cristalización de esta obra a parte de las laudables gestiones del Padre Guzmán y otros sacerdotes de la Diócesis de Loja, existe en la historia escrita de puño y letra del Padre Guzmán, un numeroso grupo de personas del lugar que trabajaron arduamente a fin de que se haga realidad la tan anhelada obra.
Pero para mas detalles parece que la obra tuvo algunas deficiencias, como poca potencia del generador, poca fuerza matriz de la corriente de agua, ya que la corriente hidráulica tenía poca caída por su escaso caudal de agua, etc. por lo que pronto el generador eléctrico dejó de funcionar y la alegría duró poco.
En tales circunstancias, transcurridos algunos años, los habitantes de la ciudad de Piñas, a fin de contar con el servicio eléctrico en su pueblo, construyeron una planta eléctrica, un poco mas abajo de la urna de Buenaventura, por lo que los habitantes de San Roque se vieron en la necesidad de solicitar el servicio eléctrico desde Piñas, lo que fue aceptado por el Cabildo Piñasiense y luego se procedió a colocar la postería, el tendido eléctrico y los transformadores y fue así como nuevamente el pueblo de San Roque pudo contar con la iluminación eléctrica, pero como la ciudad de Piñas, paulatinamente ha ido creciendo en caserío y habitantes, dicha planta se volvió incapaz de producir toda la energía necesaria entonces el poblado de San Roque quedó otra vez en las tinieblas, siendo muy rara la vez que podía disponer de alumbrado eléctrico y cuando éste lo había, era muy deficiente.
Pero gracias a Dios, con el avance de la tecnología y el auge de la modernidad de los pueblos, así como en todos los países del mundo, en Ecuador también se han construido grandes centrales hidroeléctricas como la de Paute, como también termoeléctricas, con lo cual se ha implantado el sistema interconectado, que pasó a mejorar el servicio de energía y alumbrado eléctrico a la mayor parte de las poblaciones urbanas y rurales del Ecuador y con esto el despliegue del progreso de nuestros pueblos en sus múltiples aspectos. En la actualidad, San Roque también es una de las parroquias rurales del cantón y la provincia que se beneficia de este sistema interconectado, por lo cual el servicio de alumbrado eléctrico es muy bueno, perfecta su iluminación y con escasos apagones, de tal modo que en la actualidad están superadas aquellas dificultades que a veces tenían a nuestra población sumida en la oscuridad y en las tinieblas de la noche. 
Sin embargo, cabe anotar que como las tarifas de los servicios básicos mes a mes o al menos de año en año se van incrementando, este servicio y valor de las planillas por el consumo de energía eléctrica han sufrido un fuerte incremento que impacta en los bolsillos de las personas de escasos recursos económicos, por lo que sería de que estas tarifas se congelen por un buen espacio de tiempo.



5.1.4. - MEDIOS DE COMUNICACIÓN: TELÉGRAFO-TELÉFONO-
RADIO (SERVICIO DE CORREOS)



Al hablar de este sistema, me cabe recordar que cuando cursaba el quinto y sexto grado en la escuela de este centro parroquial hoy llamada “Dr. Guillermo Guzmán Ayora”; antes, “Francisco Pizarro”, siendo mis profesores la Sra. Angélica Valarezo de Vázquez en quinto grado, y el Sr. Víctor M. Romero en sexto grado; Pues en mi lugar de residencia Lozumbe, había estudiado hasta el cuarto grado, recuerdo entonces que aquí en San Roque se contaba con una oficina donde funcionaba un telégrafo sistema Morse, el cual lo utilizaban las autoridades del pueblo para enviar sus telegramas a la cabecera cantonal, provincial, Zaruma, Loja y a veces hasta Quito, a las autoridades del Gobierno Central, oficina que funcionaba en la Casa Comunal de ese entonces en la oficina de la Tenencia Política, años de 1954-1955-1956.
Parece que este medio de comunicación no satisfacía la demanda y necesidades del pueblo, entonces se optó por la adquisición de un teléfono de pilas o batería que recuerdo haber visto que para operar las llamadas y ponerlo en funcionamiento, había que activarlo y accionarlo dándole vuelta con una manivela.
Este sistema de telefonía de que disponía la parroquia para comunicarse con los demás pueblos de la provincia y de la patria sobre todo para los requerimientos de las autoridades del pueblo, tampoco resultó ser muy halagador, y debido a esto parece que no permaneció mucho tiempo brindando su servicio y el pueblo quedó nuevamente sin este importante medio de comunicación.
Por los años de 1998-99, los moradores de San Roque afanosos de mejorar el servicio de la telefonía solicitan su instalación a las oficinas de Pacifictel con sede en la ciudad de Machala petición que es aceptada por la institución, luego de lo cual se procede a la instalación de una cabina con sus equipos, antenas correspondientes y tendido de líneas, el mismo que entró a funcionar luego; Pero ante las amenazas de la institución que iban a desmontar los equipos, si no se contaba con la colaboración de los moradores de la parroquia, dicha cabina de teléfonos es adquirida en compra por dos personas de la localidad, pero por la inexperiencia en el manejo y administración de la pequeña empresa de teléfonos en vez de ganancias y utilidades, mas bien tuvieron pérdidas y dificultades, por lo que a toda costa tuvieron que deshacerse de la compra, los equipos fueron desmontados por Pacifictel y nuevamente la parroquia quedó sin este importante medio de comunicación. Sin embargo, la comunidad parroquial ha seguido insistiendo ante la empresa de telefonías la concesión del servicio dando una mejor cobertura acá a los habitantes del centro parroquial, lo cual ha sido desatendido y lo que hay son solamente unos dos teléfonos domiciliarios, otros dos, uno en el Colegio y otro en el Subcentro de Salud, por lo que este medio de comunicación viene operando mal y en forma muy deficiente en nuestra comunidad, por lo que aspiramos y esperamos que dicha empresa (Pacifictel) revea esta situación, y de cobertura del servicio domiciliario a todas las personas que lo han solicitado porque realmente lo necesitan. Cabe indicar que por esta mala atención que dejamos consignada en estas líneas, la gente mas bien ha tenido que acudir a la compra o adquisición de los teléfonos celulares, porque en la actualidad es intensa la demanda del servicio, por tantos emigrantes que han ido a España, Estados Unidos y muchas otras partes del mundo, por lo cual los ciudadanos se ven obligados a pagar cualquier precio a costa de muchos sacrificios con tal de poder utilizar este medio y comunicarse con sus familiares que se encuentran en el exterior.
Finalmente para conocimiento de los lectores como parte de la historia de este pueblo, es bueno dejar anotado que hace talvez unos 10 o 15 años, funcionaba por acá un sistema de correo que se lo realizaba en su mayor parte a lomo de mula para el transporte de la valija cuyo itinerario habitual era los pueblos de San Roque, Capiro, Balsas, Marcabelì, pero a veces también había encomiendas para Piñas, Portovelo, Zaruma y otras localidades vecinas. Este servicio de correo lo atendía el Sr. Segundo Torres nativo y domiciliado en la parroquia. Sistema de correo y encomiendas que en la actualidad ha desaparecido por obvias razones. ´
Para concluir, a través de estas líneas, nos remitimos a Pacifictel, para que atendiendo los requerimientos de nuestra parroquia proceda a dar una mayor cobertura del servicio, en aras del mejoramiento de este servicio de comunicación tan importante y necesario en nuestro pueblo porque esto contribuye también a impulsar el adelanto de la sociedad, que resulta inconcebible permitir que permanezca al margen de estos servicios y medios de comunicación tan indispensables en nuestros días.



 [u1]

Tomado de la revista, San Roque, Reminiscencias y Esperanzas. Publicada por la Junta Parroquial de San Roque en el 2004.
Mayor información a. 
torresfrative@hotmail.com
comitepromejorastarapal@hotmail.com